Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Disquería importada de Santa Fé y Callao. Garbage sonando hasta el cansancio. Histeria frente a mis ojos. Pero nada de que preocuparse. Se trata sólo de un clásico del Hevy metal. La tapa de un CD de un banda de blondos que supieron ganar fama en los '80. Recuerdos adolescentes al ataque? Ganas de atormentar mi autoestima? Nada de eso. No tengo intención de comprarlo. Sólo me pongo en clima. Se trata de mi próxima historia. La de Tammie y Brian. En este rincón del planeta, ella. Del otro lado del mundo, él. Dos fans del grupo británico Def Leppard. Que cruzaron sus caminos en algún punto de la Web. Un poco de virtualidad, algo de avión, mucho de encuentro, una pizca de destino

Tammie: Soy fanática del grupo británico Def Leppard. Desde los 12 que colecciono revistas americanas. De ahí saqué direcciones y cuando llegó Internet al país empecé a insistir para que la pusieran en casa. En diciembre del '96 ya estaba conectada y formando parte de varios mailing list y newsgroups. Me largué a comprar cosas raras y a intercambiar material y a contactarme con fans de la banda de todo el mundo.

Brian:
Yo vivo en Canadá. Soy canadiense, hijo de peruanos. En diciembre del '95 estuve en California y en esa oportunidad un primo me mostró lo que era América On Line. Yo también soy fan de Def Leppard, y me entusiasmó tanto surfear por los sites de esta banda, que cuando volví me saque una cuenta de Internet gratis en la universidad.

T: Uno o dos meses después de poner Internet, formé el Fan club del grupo en Argentina. Y de casualidad nos enteramos que la banda venía acá. En uno de las mailing list conocí a alguien que se escribía con el manager del grupo. Me pasó su mail y me contacté con él. Esto me hizo dar cuenta que no era tan imposible acceder a la banda personalmente. Cuando una radio hizo un concurso, mandé 600 cartas y gané un pase para conocerlos. Charlé un montón con todos los integrantes, estuve en sus shows y me encariñe tanto con Phil, el guitarrista, que decidí hacer una página sobre él. Fue una experiencia impresionante.

B: Con Tammie nos conocimos hace un año por la lista de correo. Teníamos una amiga en común, Julie que vive en Montreal. Ella todo el tiempo me hablaba de Tammie. Tenían una relación muy cercana. Por eso siempre me interesó conocerla. Yo nunca le escribí directamente. Pero una vez mandé un mensaje a toda la lista y ella me respondió.

T:
Le respondí porque él escribió un mensaje en español y me sorprendió que hablara el idioma. Además los dos sabíamos cosas del otro y es como que nos daba ganas de conocernos. Tuvimos una conexión muy rápida. Pasamos de escribirnos cada tanto a hacerlo 10 veces por día.

B: En diciembre del '97 me fui a Perú por dos meses. Pense que iba a pasar por Argentina, pero no pudo ser. De todas formas me comuniqué por teléfono con ella para ver como sonaba su voz. Me pareció muy divertida y me encantó. Cuando volví empecé a llamarla una vez por semana y más tarde dos. Chateábamos todas las noches en el ICQ. Eran cuatro o cinco horas. Yo antes no solía quedarme mucho tiempo en Internet, pero con ella no podía parar.

T: Tenemos varios amigos en común, una de ellas es Karine, que también vive en Montreal. Brian y ella se conocen personalmente. Yo sabía que entre ellos había algo. Un día él fue a ver Titanic con ella y yo me enteré. Brian se dio cuenta que me puse mal y me llamó por teléfono para explicarme que ella era sólo una amiga. Me quedé shockeada. 'Pero si él vive en Canadá y yo acá', pensé. Que le importa lo que siento.

B: Yo también me pregunté que estaba haciendo. Creo que en ese punto los dos nos dimos cuenta de lo rara que era nuestra relación. Si a ella le molestaba tanto que yo saliera con otra chica, y a mi me importaba tanto su enojo, entonces algo estaba pasando.

T: Después de esa llamada le mandé un mensaje diciéndole que estaba confundida. En donde le hablaba de amistad, pero al mismo tiempo le decía que quería que estuviéramos juntos.

B: Cuando vi su mensaje sentí que tenía que hablar con ella. Esa noche me quedé conectado esperándola en el chat. Y finalmente llegó. Le dije que quería decirle algo, pero que tenía que hacerlo por teléfono. Entonces la llamé y le dije que no quería que otro fuera su novio. Que quería estar al lado de ella. A partir de ahí todo se volvió más intenso para nosotros.

T: Empezamos a hablar por teléfono tres veces al día. Y después venía el chat. A mis padres les jodió el tema del teléfono. Hasta que un día dije tengo que hablarlo. Ellos no son tontos. Atendían sus llamados, veían las fotos y los paquetes en casa. Les pedí que me sacaran cualquier cosa menos Internet. Les expliqué todo y acordamos horarios que en realidad me costó cumplir. Porque nos conectábamos por 20 minutos y nos quedábamos dos horas.

B: Un sábado estuvimos desde las nueve de la noche hasta las seis de la mañana. El sol bajaba y subía mientras nosotros chateábamos. Fue loco. Para mi no es tanto porque en Canadá es diferente el costo telefónico. Allí es fijo. Pero a Tammie le trajo problemas. Y fue cuando empezamos a planear el viaje. Sabíamos que estabamos enamorados pero una cosa es el chat y otra cosa es la vida real y queríamos ver que nos pasaba al vernos.

T: Decidimos que convenía que el viniera primero. Pero el viaje se empezó a posponer una y otra vez porque la situación en su trabajo era delicada. Entonces le dije que no quería que me dijera más fechas. Porque planeaba todo y después era una gran desilusión.

 

B: Cuando se solucionaron los problemas saqué mi ticket. Fue el 4 de julio, el mismo día del partido Argentina-Holanda. Y pensé 'si algo puede consolarla es que ya tengo el billete para Buenos Aires'. Y la llamé.

T: Al principio no le creí, pero cuando empezó a leerme los datos del pasaje me puse a gritar como loca. Estaban todos re mal por la eliminación y yo con una sonrisa de oreja a oreja. Esa noche chateamos como hasta las cinco de la mañana. La idea era que el parara en mi casa, porque así él gastaba menos plata y mis padres estaban más tranquilos.

B: Y llegó el momento del viaje. Yo estaba bastante nervioso. Antes le decía a Tammie que no se preocupara que todo iba a salir bien. Pero después vinieron las dudas. Porque nunca nos habíamos besado, ni abrazado. Todo pasaba por la palabra. Y se me ocurrió que en persona no iba a ser lo mismo. Sin embargo teníamos todo planeado. Yo la iba a abrazar y a levantar apenas la viera y ella me iba a besar. Y cuando bajé del avión, los dos cumplimos.

T: Estamos super enamorados. Hay días que directamente ni dormimos. Al principio Brian se quedaba en la habitación de mi hermano. Pero me engripé y se vino conmigo una noche para cuidarme. A mi mamá no le hizo ninguna gracia. No pasó nada, pero estoy segura que ese día mi papá no durmió.

B: Y aquí estamos.Tuvimos tantos miedos de que todo saliera mal. Que nos fuéramos a aburrir, que cambiara el sentimiento por el otro. Pero fue todo muy bueno. Hace diez días que estamos juntos y el amor que sentimos es mejor de lo que jamás pensé que iba a ser. Y eso no es una cosa que se pueda abandonar tan fácilmente. El futuro es duro, porque no sabemos cuando nos vamos a volver a ver. Por eso vamos a vivir el día a día. Porque en la vida nunca se sabe lo que puede pasar.

Brian y Tammie quedaron en silencio. Con sus miradas fundidas. Nada alrededor. Sólo ellos y su deseo de frenar el tiempo. Para no pensar en el después. Y retener ese instante para siempre. Quizás lo logren. Algo fuerte está de su lado. No sé qué es, pero está ahí. Burlando distancias, idiomas. Acercándolos a pesar de todo. Los dos hicieron su movida. Pusieron el destino en marcha. Y no es poco. Pero el final de su historia quedará fuera de ésta. Porque el final de ésta, llegó.

deflepclub@ciudad.com.ar

La pagina de Brian
welcome.to/defleppard
La pagina de Tammie
surf.to/philcollen

Si querés dejar tu comentario sobre esta historia envialo a:
historiasdeciudad@ciudad.com.ar

Historias de Ciudad es un espacio para los abonados, que habla de sus experiencias en Internet.
Si conocés alguna Historia de Ciudad que merezca ser contada envia la información a:
historiasdeciudad@ciudad.com.ar

H i s t o r i a s a n t e r i o r e s
| Monster | Piroka | Dgoldman | Pilars | Ima | Nidea | Rozados | Diarma | Balboa | Apoda |
|
Eze | Silchu | Dj Alex | Poeta | Vivian | Zak | Parabanda | Julia | Lisette | AK-Verit0 |
|
Fallen Knight | Blue Whale | Ebols y Belén | Dorian y María34 |

| Home |